A lo largo de mi trayectoria supe desarrollar un tono de voz grave, seductor y capaz de adaptarse con facilidad a los requerimientos de cada ocasión, generando mensajes atractivos que atrapan al oyente. Trabajar continuamente para América latina me ha dado la experiencia del castellano neutro, también he logrado adecuar mi voz a los diferentes acentos de cada zona.

Jaime Alfredo Núñez